martes, 9 de diciembre de 2008

Teodoro Obiang Nguema, el nuevo socio de Paco Hernando “El Pocero”, blanquea capitales en España

La noticia la ha hecho pública hoy el diario “El Mundo”. La Fiscalía Anticorrupción está estudiando la presentación de una querella criminal contra Teodoro Obiang Nguema (en la foto) y otros personajes de su órbita familiar y política, por un delito de blanqueo de capitales en España.

La actuación de la Fiscalía trae causa de una denuncia presentada por la ASOCIACIÓN PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAÑA (APDHE) en la que se documenta detalladamente “las numerosas transferencias millonarias procedentes de la Cuenta de Petróleo de Guinea Ecuatorial en el BANCO RIGGS (de EE.UU) con número 17-164-642 depositadas en la cuenta a nombre de la sociedad KALUNGA COMPANY SA, del Banco de Satander, Madrid, entre los años 2000 y 2003, con un importe total de 26.483.982,57 $”.

La denuncia de APDHE, según informa El Mundo, va dirigida contra un total de 11 personas, todas ellas ligadas familiar o políticamente al actual presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema. Así, por ejemplo, están incluidos en la denuncia, el hijo de Obiang, Gabriel Nguema Lima, su nuera Virgina Esther Maye; su cuñado Teodoro Biyogo; el ministro de asuntos exteriores y su esposa, Pastor Mincha y Magdalena Ayang; o el ex ministro de Minas, Anastasio Ella.

La denuncia es el resultado de un trabajo de investigación llevado a cabo por la fundación estadounidense SOROS, el OPEN SOCIETY INSTITUE (organización dedicada a la defensa de los derehcos humanos y a la lucha contra la corrupción) y la propia APDHE. Según dicha investigación “se demustra y acredita que los querellados han ido adquiriendo una serie de casas, chalés y edificios entre el año 2000 y 2003 en el territorio español con el dinero que de forma irregular salía de Guinea, llegaba al BANCO RIGGS de Washington y, después terminaba en la oficina central del BANCO DE SANTADER”.

El banco estadounidense RIGGS, ahora desaparecido tras una fusión de entidades bancarias, tenía ya cierta experiencia en la receptación de capitales delictivos. Concretamente, actuó en la ocultación de parte de la fortuna de Pinochet y, además, fue sancionado con 25 millones de dólares por violar las leyes estadounidenses contra el blanqueo de capitales, especialmente, en sus transacciones con el Gobierno Guineano.

Según el Subcomité estadounidense que actuó en el caso “el Banco Riggs había incumplido sus obligaciones antiblanqueo de capitales en relación con... las cuentas de Guinea Ecuatorial y que, sin ningún género de dudas, tenían su origen ilícito penal en la corrupción (malversación) practicada en ese país”.

Tal y como afirma El Mundo, es difícil calcular el dinero que anualmente ingresa Guinea Ecuatorial, sobre todo derivado del petróleo. No obstante, se considera que estos ingresos no son inferiores a 3.000 millones de Euros de forma que, por renta per capita, a Guinea le corresponde el noveno puesto entre los países más ricos del mundo. Sin embargo, el subdesarrollo es patente, uno de cada cinco niños sufre desnutrición y la prisión política y la tortura de los detenidos está incuestionablemente acreditada por la ONU. Por otra parte, la revista FORBES atribuía en el 2006 a Obiang Nguema, una fortuna personal de 600 millones de Euros (cerca de los cien mil millones de pesetas)

Así pues, estos son los personajes con los que Francisco Hernando “El Pocero” se ha puesto a hacer negocios ahora que “con el señor Bono” ya no tiene “el gusto de tratar”.

En este sentido El ECONOMISTA publicaba el pasado 1 de diciembre de este 2008, que según “fuentes cercanas” a Hernando, posiblemente tan cercanas como las de José Luis Sanz Arribas, (en la foto anterior, junto a Hernando) abogado y socio del Pocero; Teodoro Obiang y Francisco Hernando habrían llegado a “un principio de acuerdo” para la creación de una empresa participada al 50% por el Gobierno Guineano y por el propio Pocero que, además, tenía previsto viajar a Guinea esa misma semana para entrevistarse con Obiang, sujeto con el que ha estado manteniendo directamente las negociaciones para la constitución de dicha empresa a través de la cual pretende empezar desarrollando una urbanización similar a la frustrada de Seseña, a más de polígonos industriales y obra pública.

El negocio parece muy prometedor para Hernando y, desde luego, para el dictador Obiang, a quien se ve en el vídeo anterior bailando en la fiesta de cumpleaños de Omar Bongo, presidente de Gabón. Según las “fuentes” de “El Economista”, en Guinea está todo por hacer: “si se quieren hacer las cosas con lógica habría que montar fábricas de cemento y de ladrillos porque no se puede estar con un barco para arriba y para abajo”.

Parte de ese buen negocio se hará o se pretenderá hacer con créditos estatales del Gobierno de España, en especial con los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD). Además, Guinea Ecuatorial tiene otra inestimable ventaja para Hernando y sus socios. Allí no es probable que aparezca ningún Manuel Fuentes y si apareciera, no tardaría en “desaparecer”.