martes, 16 de diciembre de 2014

MEMENTO COLLUVIO QUIA PULVIS ES ET IN PLULVEREM REVERTERIS

Hernández Moltó y su abogado
El Juez Pablo Ruz abre juicio oral, es decir, cierra la instrucción, acusa, y manda iniciar juicio criminal, contra Juan Pedro Hernández Moltó, el trujamán de Bono y Barreda, el sátrapa de CCM, el hombre que prestó a fondo descuidado, no menos de doscientos millones de € a delincuentes convictos como Juan Antonio Roca o Pedro Román Zurdo, los protagonistas del caso Malaya.

A este sujeto se le acusa, junto a su lugarteniente, Ildefonso Ortega, de delitos de administración desleal y falseamiento de cuentas, a la vez que se le dan diez días para que deposite una fianza de algo más de 138 millones de €.

¿Dónde están las glorias de ayer? ¿Donde la arrogante impostura? ¿Dónde los agachados aduladores y los pretorianos serviciales? ¿Dónde la soberbia del gañán encumbrado? ¿Dónde la crueldad de déspota, la afanosa saña del perro de presa agradando al amo? ¿Dónde están tus amenazas? ¿Me ibas a destruir? ¿Me habías denunciado por calumniarte? ¿Ibas a reducirme a polvo?. No, eres tú quien del polvo viene y al polvo regresa.