domingo, 27 de noviembre de 2011

La organización de narcotraficantes que pretendió comprar el aeropuerto de Ciudad Real empieza a revelar tentáculos sorprendentes

En primer plano, José Luis Rodríguez Romo, alto cargo de
CCM en la etapa de Moltó
Es necesario prestar suma atención a esta noticia. En breve veremos cómo sus tentáculos conectan hechos y negocios de los que ya nos hemos ocupado en Notitia Criminis y, también, naturalmente, a algún personaje prominente en CCM. De momento, con dejar aquí el texto de esta noticia, es suficiente:

"Un vuelo semanal entre Perú y Ciudad Real con un DC-8 cargado con entre dos y tres toneladas de cocaína. Era el sueño de Lauro, uno de los principales detenidos en la ´operación Edén´. Para hacer su sueño realidad, el grupo mafioso que controlaba la noche madrileña contó con un empresario inmobiliario y un directivo de Caja Castilla La Mancha con influencia política. Sus tentáculos llegaron hasta el Gobierno de la Comunidad". Así empieza el reportaje que publica esta semana la revista Interviú en el que implican a un ex directivo de CCM con la mafia que quiso comprar el aeropuerto de Ciudad Real. Se trata de J.A. apoderado de Caja Castilla La Mancha Corporación, órgano desde el que se hicieron las principales operaciones de inversión que acabaron por hundir a la entidad. A., según Interviú, era el contacto del empresario S.M. para sacar adelante la adquisición del aeropuerto.
La fallida infraestructura aérea, en concurso de acreedores en la actualidad y que generó 640 millones de euros de pérdidas, estaba disponible para el primero que llegara, incluso para un clan mafioso que se empeñó en hacerse con las instalaciones con un objetivo muy claro y muy dañino, aunque eso no lo sabían los dueños del aeropuerto ni el Gobierno regional de José María Barreda, que en algún momento pudo llegar a ilusionarse con la operación.
La sociedad Trans­world Cargo & Handling, SA, presentó a final del pasado año una oferta golosa: la compañía, recién creada y formada por un exitoso empresario inmobiliario y un piloto de aviación, quería explotar durante tres años en exclusiva la terminal de carga del aeropuerto manchego. La sociedad contaba con el apoyo de alguien fuerte de Caja Castilla La Mancha que había sido presidente y consejero de la empresa del aeropuerto, J.A., un hombre conocido también en medios políticos por el protagonismo que tuvo en algún momento en el PP nacional. Los administradores judiciales del aeródromo debían informar favorablemente. Uno de ellos no parecía muy convencido y los cerebros de la operación decidieron entregar dos millones de euros para doblegar voluntades.

Según cuentan los periodistas Manuel Marlasca y Luis Rendueles en Interviú, la policía vigilaba los pasos de todos los implicados en el intento de compra del aeropuerto: "Los agentes del Grupo de Países del Este de la UDEV Central estaban en plena Operación Edén, el mayor golpe asestado nunca al crimen organizado español: sabían que quienes estaban detrás de la propuesta eran personajes como Laurentino Sánchez Serrano, alias Lauro, uno de los reyes de la noche madrileña, amigo de famosos, futbolistas y empresarios; e Ignacio Rocha, el hombre que en 1999 disparó al abogado Emilio Rodríguez Menéndez".
M. H. se asoció con F.M.S. un piloto que había hecho parte de su carrera en líneas de África, para crear Trans­world Cargo & Handling, la empresa que optaría a explotar la terminal de carga en exclusividad. M. contaba con la amistad de J.A., apoderado de CCM Corporación, tal como recoge el sumario de la "Operación Edén" citado por InterviúA. recibía los correos de M. en una cuenta de su mujer. En uno de los informes la policía dice: "Utilizan la figura de J.A. como elemento de presión para conseguir que la oferta llegue a buen término".

Los autores del reportaje no dudan en señalar que A. era el "conseguidor" de M. y vuelven a citar el sumario para demostrarlo: "La manera en la que trata de generar esa presión que pueda influir es ir a hablar con el consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha para que influya". Se refiere al último titular socialista de este departamento, Santiago Moreno, con quien llegaron a reunirse en la Delegación del Gobierno de Ciudad Real, según consta en las pesquisas de la policía y en varias conversaciones sobre dicha reunión. La policía no identifica al alto cargo de la Junta asistente a la reunión pero los implicados aseguran que era el vicepresidente y consejero de Presidencia.

En una de las conversaciones de S.M.A. previas a dicha reunión, este último le explica al empresario: "La semana que viene no porque la tiene muy liada, pero si no es la que viene, a la otra nos vamos a sentar Paco (el piloto) y yo con el consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha. Les he dicho que es la única compañía que se ha acercado a mí y que en vez de pedir dinero lo pone". Al parecer todos salieron contentos de la reunión y a la salida M.S. llama a su socio para decirle lo siguiente: "Se toman el tema políticamente como una prioridad para el señor Barreda. Firman el contrato por los cojones de Barreda". M.S. concluye su resumen de la reunión: "Ha estado muy bien, después hemos estado tomando café con el presidente". Tras el encuentro, S. reporta por SMS a Lauro en clave: "La reunión para alquilar la casa fenomenal". El aeropuerto estaba a punto de caer en manos de un grupo de traficantes de cocaína.
La operación se frustró por las dudas sobre la concesión en exclusividad a unos particulares de una terminal de un aeropuerto y, sobre todo, por la visita que la policía hizo a los interventores para explicarles las intenciones del grupo ofertante que no eran otras, según cuenta Interviú, que meter entre dos y tres toneladas de cocaína todas las semanas en un DC-8 que haría la ruta Perú-Ciudad Real, algo que los políticos ni podían imaginar. Seguro que tampoco lo imaginaba J.A., cuya única intención era seguramente la de dar salida al aeropuerto y recuperar algo de la millonaria inversión que no ha procurado más que disgustos a CCM y a sus directivos.

0 comentarios: