sábado, 26 de noviembre de 2011

Bono quiere, para acaudillar al PSOE, “un español sin complejos”, él por ejemplo

Ahora que gasta tupida pelambre, el Salobreño anda desbocado. Con la guedeja al viento, sin vergüenza ni prudencia, ha dicho que el jefe del PSOE... tiene que ser “un español sin complejos”.

Siendo España un huerto tan ubérrimo en majaderos y malvados, busco en los libros, repaso índices, hago memoria de la historia castiza de nuestra infamia y escrutinio de la genealogía de cuanto tonto en vísperas ha dejado crónica de sus hechos, y no encuentro símil ni semejanza que convenga a la desmedrada jauría que se ha afincado en las magistraturas y audiencias de esta triste España.

Había en mi pueblo un tipo al que, por fin, un paisano le advirtió que su consorte no estaba dejando mozo en pie ni pajar que no tuviera algo que contar. El hombre contestó al avisador: “Si, si, es un poco puta, pero toas tien algo”.

Un poco demasiado de eso nos ha salido España y, lo que es peor, con mal tino y más barato trato. Por eso, con cierta ingenua esperanza de que la rapaza se corrija, se me viene a la cabeza “La Regenta” de Clarín: “Ana volvió a la vida rasgando las nieblas de un delirio que le causaba náuseas. Había creído sentir sobre la boca el vientre viscoso y frío de un sapo”.

0 comentarios: