domingo, 25 de septiembre de 2011

El simple mecanismo de la podredumbre

Un banco o Caja presta millones al corrupto. El corrupto hace desaparecer el capital eludiendo impuestos y controles financieros y, sobre todo, el pago de las deudas contraídas. El banco se descapitaliza y entra en quiebra. El Estado rellena el agujero financiero con la liquidación del Estado Social y el aumento de las cargas impositivas sobre los salarios. Nadie pierde, salvo todos aquellos que carecen de poder.
En gran parte de los caso conocemos lo sucedido, conocemos los nombres, conocemos las empresas y conocemos las vías por las que, siempre con la complicidad política, se ha robado en cantidades no imaginables hasta le fecha. También conocemos la impunidad o cuasiimpunidad con la que esto ha sucedido... ¡Y lo seguimos tolerando! ¿Somos idiotas?.

martes, 20 de septiembre de 2011

Izquierda Unida desmiente categoricamente que vaya a votar a favor del carpetazo parlamentario al caso Seseña

Desde esta mañana, publicada por diversos medios de comunicación, estaba circulando la noticia de que IU votaría en el Congreso a favor de la resolución propuesta por el PSOE sobre el Informe del Tribunal de Cuentas relativo al caso Seseña, resolución con la que se pretende cerrar cualquier investigación parlamentaria relativa al caso de El Pocero. La noticia es falsa y así lo ha desmentido IU en el comunicado de prensa que se reproduce a continuación:



COMUNICADO DE PRENSA IZQUIERDA UNIDA


Tras darse a conocer en diversos medios de comunicación la existencia de un acuerdo de varias fuerzas políticas, entre ellas IU, representadas en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de relaciones con el Tribunal de Cuentas y en referencia al informe sobre el Ayuntamiento de Seseña, desde Izquierda Unida:

1º.- Desmentimos rotundamente nuestra participación en acuerdo alguno en el Congreso para dar carpetazo al informe del Tribunal de Cuentas sobre el Ayuntamiento de Seseña.

2º.- Consideramos que el asunto seguirá y debe seguir vivo mientras no se delimiten las responsabilidades correspondientes en torno a las graves irregularidades urbanísticas cometidas y los enriquecimientos sospechosos relacionados con el mismo.

3º.- Más allá de las posibles recomendaciones que se aprueben en la citada Comisión, el informe de fiscalización de la gestión urbanística del Ayuntamiento de Seseña elaborado por el Tribunal de Cuentas, ya definitivo y aprobado, viene a concluir que de haberse ejercitado por parte de la Junta de Comunidades las funciones de ordenación, control, inspección y sanción podrían haberse impedido parte de las irregularidades y modificaciones del planeamiento no justificadas en el interés general.

4º.- Izquierda Unida continuará exigiendo la depuración de responsabilidades, tanto políticas como penales, por la actuación en torno al Quiñón de Seseña. Igualmente no participará en ningún tipo de acuerdo que pretenda cerrar en falso o dar carpetazo al caso.




Toledo, 20 de septiembre 2011

lunes, 19 de septiembre de 2011

Continúan las noticias sobre las intenciones de colocar a Tofiño, junto a Fernández Vaquero, en alguna de las listas electorales del PSOE



Bono, Emiliano García Paje y Manuel Molina anterior alcalde del PP en Toledo, durante la boda de la hija de éste.

Si el pasado día 13 Notitia Criminis daba la noticia de movimientos en el PSOE toledano y en las cercanías de Emiliano García Paje, encaminados a sentar a Tofiño (ex presidente de la Diputación de Toledo y ex alcalde de Illescas) en un escaño del Senado; dos días después ABC venía a confirmar esas mismas intrigas, relacionadas con el intento de García Paje de alcanzar un escaño en las Cortes españolas, intento que, finalmente, parece concretarse en su desembarco en el Senado por la vía de la designación autonómica y no de las elecciones.

Según ABC: “Sin embargo, resuelto el problema de los líderes, queda ahora el capítulo de la lista al Congreso y al Senado en la provincia de Toledo. Un nuevo terreno abonado hasta la decisión definitiva a las especulaciones. No obstante, y salvo la opción de un «paracidista» que encabece la lista, todo apunta a la alternativa más probable de personas de la confianza de García-Page. En este apartado se barajan los nombres del diputado regional Jesús Fernández Vaquero, el ex alcalde de Illescas José Manuel Tofiño o el actual diputado nacional Alejandro Alonso.
¿Por qué Tofiño y Fernández Vaquero son hombres de confianza de Emiliano García Paje?. Habrá muchas razones, pero esta, probablemente, será una de ellas: Seseña. Los tres nombres que ahora parecen copar las posiciones de poder en el PSOE toledano han estado vinculados al caso de “El Pocero” desde sus inicios.
Las salpicaduras de los negocios del Pocero en Seseña sobre el entorno de Bono y sus consiglieri se puso de manifiesto muy pronto. La pista más clara fue, sin duda, la grabación de las máquinas de ONDE-2000, la empresa insignia de Francisco Hernando, trabajando en las instalaciones de HÍPICA ALMENARA, el muy próspero negocio de Bono, pero fue, precisamente ese descubrimiento el que hizo entrar en escena a un belicoso Emiliano García Paje.
Una reunión el el hotel Beatriz en la que García Paje hace una oferta que “no se puede rechazar”
En el libro de Alejandra Ramón y Ruth Ugalde “El Pocero de Seseña”, bajo el título “Promesas para tapar un escándalo” se cuenta la reunión habida entre Manuel Fuentes y Cayo Lara, por parte de IU; y José Manuel Tofiño y Emiliano García Paje por parte del PSOE. La reunión tuvo lugar después de que IU hiciera pública la relación entre El Pocero y Bono y sobre ella se dice lo siguiente:
“El encuentro con Barreda marcó un antes y un después en las relaciones de IU con el ejecutivo manchego. Inquietos por el escándalo latente, los máximos responsables de la Comunidad pusieron en marcha un calendario de reuniones, dirigido a conocer las reivindicaciones de IU e intentar satisfacerlas en la medida de lo posible a cambio de enterrar la polémica. Con este objetivo, José Manuel Tofiño, presidente de la Diputación de Toledo y Emiliano García Paje, secretario provincial del PSOE y responsable institucional del gobierno regional, se citaron el el toledano hotel Beatriz con Cayo lara y Manuel Fuentes. Este encuentro tuvo lugar apenas once días después de la entrevista con Barreda y, durante toda la reunión, los militantes de IU volvieron a insistir en la necesidad de regenerar la corporación municipal socialista de Seseña, desvinculándola de Hernando, y propusieron un pacto de izquierdas en defensa del urbanismo sostenible en la región. Un acuerdo que requería, por parte del ejecutivo manchego, terminar con el trato de favor que estaba recibiendo el Pocero”.
Lo que ocurrió después, según los hechos documentados en la denuncia que IU presentó ante la Fiscalía Anticorrupción y que ha dado origen al caso Seseña, se parece mucho a algún capítulo de la novela de Mario Puzo, El Padrino, en la que los Corleone hacían esas “ofertas que no se pueden rechazar”.
Los hombres del PSOE toledano, insistimos que se trataba de García Paje y de Tofiño, contestaron de la siguiente forma, según se recoge en el texto de la denuncia de IU y en el citado libro sobre el Pocero:
“1.- No controla el grupo municipal del PSOE de Seseña. Se ha disuelto la agrupación local.
2.- El gobierno no quiere escándalos. Si sacamos a relucir la relación entre Bono y Francisco Hernando Contreras, se acaba cualquier negociación.
3.- Pide que se negocie con Francisco Hernando Contreras para sacar adelante el PAU de El Quiñón y, a cambio, el ayuntamiento de Seseña tendrá «tratamiento de ayuntamiento socialista» es decir, los privilegios económicos y administrativos que el gobierno regional otorga a las corporaciones dominadas por su partido.
4.- Acaba mostrando su admiración por Francisco Hernando Contreras y dice, literalmente, «Vosotros no sabéis con quién estáis tratando, tiene más de tres millones de metros cuadrados de suelo»”
En este punto, Tofiño abandonó la reunión y dejó solo a García Paje. Su intervención en ella, se diría, había sido la de un subordinado que estaba allí para ver y aprender, sin mucho más que hacer que servir de edecán al delfín de Bono. No obstante sí dejó oír su voz. Mientras García Paje amenazaba con romper negociaciones si IU hacía pública la relación entre Bono y El Pocero, Tofiño, a modo de interrogador bueno, se permitía dar un consejo a Manuel Fuentes y Cayo Lara: Lo que había que hacer con los constructores era “sacarles –sic– polideportivos e infraestructuras para el pueblo”.
Poco más dio de sí la reunión del hotel Beatriz, pero después de ella quedó meridianamente claro el apoyo incondicional del PSOE toledano al PAU del Quiñón, la exigencia de omertà con respecto a las turbias relaciones entre el Pocero y Bono y la exigencia de “sacar también adelante el PAU de Los Albañales (1.500.000 m2 para zona industrial) y el de Casa Postas, ambos promovidos por Francisco Hernando”, y todo ello a cambio de favorecer, con una más que dudosa utilización de las potestades públicas, económica y administrativamente a la corporación que entonces presidía Manuel Fuentes.
Es decir, y siempre según la narración de hechos contenida en la denuncia de IU, lo que García Paje hizo ese día fue ofrecer dinero y ventajas administrativas que favorecieran la reelección de Fuentes a cambio de lubricar en el ayuntamiento los intereses y planes del Pocero y de silenciar la relación de éste con Bono.
La pregunta, ahora, es ¿qué hacía Tofiño en esa reunión? ¿Acompañaba a su jefe para que no se sintiera desamparado en presencia de los dos peligrosos bolcheviques o, por el contrario, tenía asignados cometidos y funciones más importantes en todo el asunto de Seseña y el Pocero? La respuesta a esta pregunta, seguramente, nunca se llegue a publicar –nótese que digo publicar, no saber– salvo que las cuchilladas florentinas que se empiezan a repartir en los subterráneos del PSOE toledano tras el fiasco de las elecciones municipales haga surgir a algún pajarito que más que piar, cante; pero lo cierto es que hay un episodio posterior que induce a sospechar, vehementemente, que Tofiño aquel día no fue un mero convidado de piedra. Me estoy refiriendo al fax remitido al expulsado Felipe Sancho, concejal de hacienda de Seseña, cuando ésta era gobernada por el ahora imputado José Luis Martín.
Un fax que da instrucciones a unos “expulsados” por corrupción.
El 7 de febrero de 2005, a las 13:35 horas, llegó al ayuntamiento de Seseña un fax (el documento completo se puede descargar desde aquí) que acabó en manos inesperadas, las de Notitia Criminis, entre otras. Se remitía al teléfono 918936265 y a la atención de “D. Felipe Sancho”. El remitente era “D. Jesús Fernández Vaquero” y el teléfono desde el que se hacía el envío, el 925257657. En dicho fax se daban detalladas instrucciones al referido Felipe Sancho, concejal en Seseña y miembro de una supuestamente disuelta agrupación socialista –el PSOE había dado orden, un año antes, de disolverla cuando aparecieron las primeras noticias sobre la corrupción en ese ayuntamiento– sobre la forma en que éste y los demás concejales “expulsados” del PSOE debían oponerse a la aprobación del presupuesto municipal presentado por el equipo de gobierno de IU.
En la cabecera del fax no solamente aparecen el nombre y apellidos de Fernández Vaquero, sino que el número desde el que se envía es el del despacho de Vaquero en el Parlamento regional, es decir, el que éste tenía asignado como Secretario Primero de las Cortes de Castilla la Mancha.
Pero el documento guardaba aún más sorpresas pues Vaquero no era el origen del texto, sino que, a su vez, se lo habían remitido a él, un día antes, desde otro teléfono: el 925216916 que, curiosamente, es el correspondiente a la presidencia de la Diputación de Toledo, presidencia que, en esos momentos, ocupaba José Manuel Tofiño Pérez.
Como los conocimientos jurídico-administrativos de Tofiño son los que son, es evidente que el contenido del Fax no era obra suya y probablemente éste habría sido redactado por los servicios técnicos de la Diputación, pero lo que ahora importa es el hecho acreditado de que, desde el despacho de presidencia de la Diputación sale un fax con instrucciones para unos expulsados por presunta corrupción, que ese fax llega al despacho institucional de Fernández Vaquero en las Cortes regionales y que, desde ahí se envía, con el mencionado Vaquero como remitente, al también mencionado Felipe Sancho; y este hecho acreditado confirma, como ya he dicho, la vehemente sospecha de que José Manuel Tofiño y, desde luego, Fernández Vaquero, tenían atribuciones, cometidos, misiones y encargos estrechamente relacionados con el caso Seseña y que, por tanto, la presencia de Tofiño en la reunión del hotel Beatriz no era irrelevante ni casual.
He aquí, pues, al séquito del que Emiliano García Paje pretende hacerse acompañar hasta la Carrera de San Jerónimo o hasta la Plaza de la Marina, y si el asunto de Seseña es grave, naturalmente no nos podemos olvidar de la estrecha relación de Tofiño con la constructora PEYBER, de la concesión de la redacción del POM de Illescas a una empresa domiciliada en una barriada chabolista de la localidad que, además, tenía vínculos con los “malayos” Carlos Sánchez y Andrés Lietor; del más reciente caso de la contratación, in articulo mortis del hijo de Fernández Vaquero en la Diputación de Toledo; o de la presencia en Illescas, como agente urbanizador del PAU de la vía férrea, de Aurelio González Villarejo, uno de los proveedores de inmuebles de la familia Bono, uno de los principales deudores de CCM, uno de los presentes en el caso del aeropuerto de Ciudad Real; y ahora uno de los implicados en el caso Brugal.
Así pues, estos son los nombres que se consideran para encabezar las listas electorales del PSOE por Toledo, los hombres de confianza de Emiliano García Paje y los hombres que, les guste o no, llevarán consigo a Madrid, si finalmente tuvieran la fortuna de ser elegidos en las próximas Generales, las oscuras sombras de Seseña, del Pocero y de algo más preocupante, más siniestro incluso, que la investigación del caso Seseña está poniendo o va a poner en breve, sobre la mesa de jueces y fiscales.

martes, 13 de septiembre de 2011

Tofiño pretende presentarse en las listas del PSOE para el Senado


José Manuel Tofiño, en la más pura tradición "bonista"
Según ha podido saber Notitia Criminis de fuentes solventes próximas a José Manuel Tofiño, ex presidente de la Diputación de Toledo y ex alcalde de Illescas, como parte de las maniobras desplegadas en la trastienda del PSOE toledano para hacer diputado a Emiliano García Paje, también se estarían moviendo hilos con el fin de introducir al propio Tofiño en el Senado.

De confirmarse esta bachillería, habría que concluir, al menos, dos cosas. La primera que el PSOE de Castilla la Mancha se ha convertido ya en una organización irrecuperable, incapaz de ninguna renovación política o ética. La segunda que, como era de prever, Bono está desplegando peones en el tablero, con vistas a los tiempos que vendrán tras el fiasco electoral de Rubalcaba.

Por otro lado, esta colocación estratégica de famuli de probada lealtad, seguro que trae cuenta de los cálculos hechos por el próspero empresario hípico sobre las consecuencias que para él podría tener la pérdida del aforamiento en el caso de que, finalmente, se confirme que no concurrirá en las listas electorales del PSOE.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Del atrabiliario cinismo de Tofiño. Acusa a IU de "pactar con el PP para llevarse el dinero"


Recientemente el PSOE de Illescas (Toledo) ha repartido un libelo volandero en el que, quien todavía tenga estómago para leer lo que estos escriben, encontrará la siguiente frase: “El acuerdo de Izquierda Unida + Partido Popular unidos en un objetivo común: cómo repartirse el dinero”.

IU de Illescas ha contestado, dando más merecimientos a los autores del bilioso panfleto del que se merecen, que tal pacto no existe pero que lo que sí existió fue el frenético despliegue de ofertas hechas por parte de José Manuel Tofiño Pérez durante la noche previa a la votación de investidura en el ayuntamiento.

Esa noche, el teléfono de Tofiño, un caprichoso Iphone pagado con dinero público, recalentó todos sus circuitos en un patético intento de evitar que sus posaderas fueran despegadas del sillón de la alcaldía.

“Nos llegasteis a ofrecer hasta tres concejalías –se lee en el comunicado hecho público por IU– para pactar con vosotros y evitar que el PP gobernase. La pena es que como buenos supuestos mafiosos la oferta fue sin pruebas ni escritos que se puedan demostrar, por lo cual quedara todo como una suposición. Pero ese era el precio que creíais que el grupo compuesto por IU Illescas valía, sorpresa la que os llevasteis cuando se os dijo que ni por esas”.

En realidad, a medida que la desesperación crecía, Tofiño llegó a ofertar más cosas, naturalmente, sin otra garantía, crédito o aval, que su palabra de hombre de honor. A cambio de que le dejaran seguir siendo alcalde, estaba dispuesto, incluso, a retirar el Plan de Ordenación Urbana del municipio; pero ante su amargada incredulidad, se le dijo que no y se le dijo que no porque, como él mejor que nadie sabe, sobre su cabeza pesan demasiadas sospechas de corrupción, tantas y tan sólidas que IU no podía llegar a ningún acuerdo con su persona o con aquellos que él había incluido en su lista de concejales, sin hacerse cómplice de hechos que la misma organización había denunciado a la Fiscalía.

La última conversación, bien entrada la madrugada, no parece que convenciera al ex alcalde de Illescas y ex presidente de la Diputación de Toledo, de que sus actos y nada más que sus propios actos, le estaban arrojando lejos de las canonjías y sinecuras políticas de las que llevaba años disfrutando. Tras la votación de investidura, desechado sin contemplaciones al montón de residuos del bonismo manchego, Tofiño se abrazaba sentidamente, en la plaza del Ayuntamiento, a parientes y arrimados, y hacía pucheros, atónito, tratando de contener las incontenibles lágrimas que le asomaban a los ojos.

Nómina, como presidente de la Diputación, de 90.000 euros, coche oficial, chófer, fastuoso despacho en el palacio de la plaza de la Merced, entrañable amistad con constructores poseedores de yate y caserón en Ibiza como es el caso de Carlos Durán, trato con presidentes, magistrados y fiscales y poder; todo ello y más cosas se le escaparon de entre los dedos ese día de mayo a Tofiño y por todo ello gimoteaba en la plaza, pensando, seguramente, que de sus labios ya no podrían volver a salir frases como la de “policía, proceda” con la que solía dar la orden de desalojar el pleno del ayuntamiento.

Ahora, este hombre, que de tan alto ha venido otra vez a tan bajo, no halla consuelo ni resignación y él –o sus secuaces, que quiere decir aquellos que le secundan o siguen– con agrio abatimiento acusa a IU de Illescas de pactar con el PP para llevarse el dinero.

Pues no, honesto maestro de escuela. IU de Illescas no ha pactado con el PP, ni para llevarse el dinero ni para ninguna otra cosa. Ha pactado con la decencia para expulsarte a ti de la Res Publica, pero ese es un compromiso para cuyo entendimiento los adeptos al bonismo toledano no parecen estar dotados de órgano adecuado.

Contente, Tofiño, y no trates de emular a tu untuoso consiliario, que para eso te falta verbo y astucia, y mejor da respuesta, de una vez, a estas sencillas preguntas:

¿Qué relaciones, vínculos o afectos le unen a los Díaz Bermejo, propietarios de la constructora PEYBER?.

¿Está o ha estado trabajando su señor hijo en la filial que la constructora PEYBER tiene en Rumanía o para alguno de los socios en el negocio rumano de esa misma constructora?.

¿Cuál ha sido la constructora encargada de levantar la comisaría de policía local de Illesca, cuál el sistema de contratación y cuáles los criterios de licitación de esa contrata?.

¿Cuáles son las causas y criterios que justificaron, por mercantil interpuesta, la adjudicación de la redacción del POM de Illescas a Miguel Angel López Toledano?
¿Qué criterios han justificado la atribución de agente urbanizador en el PAU de la vía férrea a Aurelio González Villarejo –uno de los principales deudores de CCM y proveedor de inmuebles para los Bono– ahora acusado por Anticorrupción de una cumplida lista de presuntos delitos en el caso Brugal?.

Para ir empezando, contesta a esto y déjate de pactos con el PP, que no te conviene alardear de tan consumado cinismo en unos días en que tu padrino –político, claro está– el eximio José Bono acaba de remitir una viscosa carta a Fraga Iribarne, ese vetusto ex ministro de gobernación que hizo suyas las calles, las de Vitoria y las de otros sitios, a base de plomo y gas lacrimógeno; y entérate de una vez que, como ya he dicho hace poco, en este mundo malo, mezquino y lastrado, aún hay hombres sin miedo y sin precio, que valen más que tú y todos juntos harto más que tú.