martes, 5 de julio de 2011

Tofiño hace “fijo” en la Diputación de Toledo al hijo de Jesús Gregorio Fernández Vaquero



Gregorio Fernández Vaquero

La denuncia presentada por UPyD contra José Manuel Tofiño Pérez, ex alcalde de Illescas y ex presidente de la Diputación Provincial de Toledo, por presunta prevaricación cometida al “regularizar” la situación laboral de varios contratados por la Diputación, está revelando datos interesantes.

A pesar de la reacción de Tofiño, que rápidamente se ha apresurado a declarar que tal denuncia supone “un insulto a los trabajadores” y a alegar que la información desvelada viola la Ley de Protección de Datos, en un patético intento de silenciar la información; hoy el Digital de Castilla la Mancha hace públicos algunos de los nombres favorecidos por la citada “regularización”. Entre ellos destaca el del hijo de Jesús Gregorio Fernández Vaquero: Ignacio Fernández Maqueda. Pero también aparecen otros de familiares y cargos del PSOE toledano:

Ignacio Fernández Maqueda: Hijo de Jesús Fernández Vaquero, vicesecretario Provincial del PSOE y Secretario de las Cortes de Castilla La Mancha.
Anastasio Arevalillo Martín: Nº 2 del PSOE de Torrijos.
Sonia Cebadera Cabo: Hija del ex diputado del PSOE José Luis Cebadera.
Raúl Escudero Aparicio: Hijo del ex alcalde del PSOE de Villaluenga.
Francisca Meseguer Nicolau: Esposa del Delegado Provincial de Bienestar Social.
Maria Angustias Ortega Fernández: Hermana del ex alcalde del PSOE de Cobisa. Dir. General de Ordenación Territorial.
Javier Sánchez Salas: Concejal del PSOE en Yeles.
Cristina Escalante Rodríguez: Cuñada del representante sindical de UGT.
Juan Carlos Hernández Morin: Cuñado de la Jefa de personal.
Junquera Medina Pablo José: Sobrino político de la Jefa de Personal.
Antonio Largo Rodríguez: Ex alcalde de Cobeja por el PSOE.
Ángel de Paredes Alonso: Alcalde de Borox.

¿Quién es Jesús Gregorio Fernández Vaquero? Desde luego un peso pesado del bonismo toledano y uno de los integrantes, junto a Tofiño, del aparato político que tiene en su cúpula, por supuesto a Bono y a Barreda, pero de forma más concreta a Emiliano García Paje.

Ya se ha dicho que este personaje, igual que Tofiño maestro de escuela, ocupa los puestos de vicesecretario Provincial del PSOE y, hasta el fiasco electoral del PSOE, el de secretario de las Cortes de Castilla La Mancha, pero su curriculum tiene más hitos y así aparece en la ficha personal de la página web de las Cortes de Castilla la Mancha:

Diputado Regional por la provincia de Toledo (desde el 19-06-2007).
Miembro del Grupo Parlamentario Socialista.
Vicepresidente 1º de la Mesa (desde el 19-06-2007).
Vicepresidente 1º de la Diputación Permanente (desde el 26-06-2007).
Vocal de la Comisión de Reglamento y Estatuto del Diputado (desde el 25-06-2007).
Vocal de la Comisión de Salud y Bienestar Social (desde el 02-10-2008).
Vocal de la Comisión de Bienestar Social [Suprimida] (desde el 09-07-2007 hasta el 25-09-2008).
Vocal de la Comisión de Sanidad [Suprimida] (desde el 09-07-2007 hasta el 25-09-2008).
Vocal de la Comisión de Mujer (desde el 09-07-2007 hasta el 26-10-2009).
Vocal de la Comisión de Cooperación para el Desarrollo (desde el 02-10-2008 hasta el 21-06-2010).
Maestro.

Lo que no aparece en esa ficha es el incidente del “Fax de Seseña”, un documento remitido desde el despacho de Fernández al concejal de Seseña Felipe Sancho dándole instrucciones para oponerse a los presupuestos presentados por el alcalde Manuel Fuentes, cosa que tenía relevancia porque tanto Felipe Sancho como el resto de la agrupación del PSOE en Seseña habían sido aparentemente expulsados del partido a causa de las sólidas sospechas de corrupción que pesaban sobre ellos a cuenta del caso del Pocero.
Vaquero también fue quien acompañó en rueda de prensa a Tofiño cuando éste intentó dar respuesta a la denuncia presentada contra él por IU ante la Fiscalía Anticorrupción, relativa a la concesión de una contrata de 27 millones de euros a un grupo constructor (PEYBER) del que su hijo era socio; y también fue Vaquero el que tachó de “cuadrilla de bandoleros” a los militantes de IU a causa de aquella denuncia; el que se refirió a uno de los diputados regionales de la oposición con el calificativo de “buitre de Sevilleja”; o quien, junto a Tofiño, contrató los servicios del bufete Garrigues para intentar silenciar este blog, como a la vista está, con inútiles resultados.
Ahora su nombre vuelve a aparecer vinculado al escándalo de las contrataciones en la Diputación pero, seguramente, en esta ocasión el señor Vaquero se cuidará de declarar que los militantes de UPyD son una “cuadrilla de bandoleros”.

1 comentarios:

Antonio Martín dijo...

Desde luego qué mal pensado eres... Los políticos han de velar por el respeto a las condiciones de trabajo de los curritos, que hay mucho paro y de siempre es sabido que la caridad bien entendida empieza por uno mismo.
Saludos.
Antonio Martín