lunes, 14 de marzo de 2011

La sombra de viejos y nuevos escándalos tras la dimisión de Petra Mateos como presidenta de Telecom CLM


Hoy se ha sabido que Petra Mateos Aparicio-Morales, natural de La Solana, mujer de confianza, primero de Miguel Boyer y luego de José Bono, quien la colocó al frente de HISPASAT cuando era ministro de defensa, ha dimitido como presidenta de TELECOM CASTILLA-LA MANCHA, una empresa de telecomunicaciones participada por la Junta de Comunidades y por la quebrada CCM.

Las noticias de prensa que se conocen atribuyen dicha dimisión a la utilización de medios técnicos de la compañía para bloquear la señal de Telemadrid en el territorio gobernado por Barreda. Sin embargo hay otros datos que convierten a esta señora y a su dilatada trayectoria en una bomba orsini mal ensamblada.

No se trata sólo de que la Audiencia Nacional esté investigando la comisión de graves delitos cometidos durante el “vaciamiento” de Caja Castilla-La Mancha y de que Petra Mateos haya tenido un puesto en el Consejo de esa entidad, sino de que también, como se reveló aquí ya hace algún tiempo, aparece en Aranjuez asociada con dudosos personajes, entre ellos Juan María López Alvarez, socio de los “archimalayos” Juan Antonio Roca y Pedro Román; sino de que la señora Mateos acumula un denso currículum que la vincula con los más sonados casos de corrupción que se han conocido en España desde la década de los ochenta.

Así, como ya se dijo en Notitia Criminis, si alguien en los círculos de poder oscuro de España ha sabido ceñirse a la catástrofe personal y escurrir el bulto en el último momento, esa ha sido Petra Mateos. Su nombre apareció, aunque de soslayo, en todos los escándalos de cierto volumen de los 90. Surgió a la vida pública como mujer de confianza de Miguel Boyer quien la hizo jefa de su gabinete en el Ministerio de Economía, y tan cercana fue su relación que, como la misma Petra ha reconocido en alguna entrevista, no resultaron completamente ajenas a sus tareas de entonces, ciertas funciones de “celestina” entre el Sr. Boyer y la ex esposa del Marqués de Griñón. Boyer y su segunda esposa acabaron imputados en el caso IBERCORP, pero nadie se acordó de su mano derecha, Petra Mateos.

Como ya hemos visto, también formaba parte del Consejo de Administración que Mario Conde puso al frente de Banesto, pero pese a que no pocos de aquel Consejo acabaron presos y pese a su evidente posición intermedia entre Mario Conde, Marc Rich, y Jacques Hacuel, en el caso “Belleuve“, nadie entonces se percató de que Petra Mateos estaba allí.

También anduvo en medio del “Caso AFISA” y del feo y siniestro “Caso Alfaro“. Anduvo mezclada con Ramón Mendoza y con quien entonces era uno de sus directivos en el club “Real Madrid”, Lorenzo Sanz, imputado ante la Audiencia Nacional por un delito de estafa y falsificación de documentos; pero Petra abandonó pronto su relación institucional con Mendoza y Sanz, aunque no tanto a estos y a su círculo personal.

El nombre de Petra Mateos no salió a relucir en el “Caso Casino de Alicante“, parte del complejo entramado de financiación ilegal del PSOE que se conoce como “Caso Filesa“; pero aunque aquella sombra rozó y no toco a Petra, como veremos, no estaba, ni mucho menos, lejos del lugar de los hechos.

También estuvo en el entorno del “Caso Fondos Reservados” y fue, a través de AFISA y su inseparable Luis García Cereceda, parte del eslabón que relacionaba los casos de financiación ilegal de su partido con el saqueo del Ministerio del Interior en los tiempos de González, Barrionuevo, Roldán, Corcuera y Sancristobal; pero si la propia secretaria de Felipe González tuvo que sentarse en el banquillo y declarar sobre el caso, nadie fijó su atención en Petra Mateos.

Cuando se produjo el derrumbamiento de lo que entonces se llamó el felipismo, el brillo público de Petra Mateos se apagó y si antes pocos habían reparado en ella al margen de su inevitable presencia en las múltiples soirées que se celebraban en no importa qué lugar; desde ese momento se le perdió la pista o, si no, se perdió el interés en ella, de forma que pasaron años hasta que se la vio reaparecer, modestamente, en la sociedad de provincias.

Igual que, inicialmente, había ligado su destino al de Miguel Boyer, lo que hizo entonces fue buscarse otros protectores que le proporcionaran cobijo y cercanía al poder, aunque fuera un poder de segunda fila y periférico.
Volvió a La Mancha, de donde había salido, a refugiarse en el regazo de José Bono y de su Consejero de Hacienda, Juan Pedro Hernández Moltó, ahora indiscutido presidente de CCM. No fue una mala elección porque, a día de hoy, Petra Mateos-Aparicio Morales es presidenta de TELECOM CASTILLA-LA MANCHA, sociedad cuyo control se reparten la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, es decir, Barreda; y Caja Castilla-La Mancha o, si se quiere, Hernández Moltó. También forma parte del Consejo de Administración de CAJA CASTILLA LA MANCHA CORPORACIÓN y es vocal de la propia CCM, además de aparecer en un nutrido conjunto de sociedades como consejera o como administradora única.

Tampoco fue mala elección teniendo en cuenta que su cercanía y fidelidad a José Bono le permitieron lanzarse, nuevamente, a la conquista de Madrid y de un lugar en la política y la economía nacional, pues fue Bono, en su condición de Ministro de Defensa, quien impuso su nombramiento como presidenta de HISPASAT, empresa estratégica y con institucionales y evidentes implicaciones militares.

Ahora, a los cargos anteriores, la Sª Mateos suma los de presidenta de HISPASAT; presidenta de HISPASAT CANARIAS, donde, casualidades de la vida, tuvo el cargo de apoderado, hasta julio del 2004, José María Olarreaga Yeregui, de los Yeregui de toda la vida ; presidenta de HISDESAT SERVICIOS ESTRATÉGICOS; y como no podía faltar algo relacionado con la Junta de Andalucía, también ocupa el puesto de Consejera de RED DE BANDA ANCHA DE ANDALUCÍA.

Todo esto, siendo mucho, no da una completa idea del papel que Petra, natural de La Solana, Ciudad Real, juega en Castilla-La Mancha y en el entorno de José Bono, que es lo mismo que decir, en el entorno de Barreda; pero una escueta noticia perdida en la maraña de información diaria que apareció en Diario Crítico en julio de 2007 y titulada “Algo pasa con Bono“, puede que dibuje mejor al personaje.

Cuando ya se le había hecho el ofrecimiento de encabezar la lista electoral por Toledo y de ocupar, después, la presidencia del Congreso de los Diputados, el jueves 12 de julio de 200, José Bono se reunió a cenar con unos amigos, como dice el diario, “muy interesantes“. En aquella cena estaban, entre otros pocos, Francisco Pardo, actual presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha; Juan Pedro Hernández Moltó el presidente de CCM y como tal socio de PEYBER en Carranque y de Enrique Ventero en Los Alcázares y Fernándo Lamata, consejero del gobierno de Barreda y personaje que inauguró la “casa de la cultura” que fue adjudicada a PEYBER, también en Carranque, Toledo. La cena, como se puede comprobar en la noticia, fue organizada por José Luis Rodríguez, responsable de FORUM NUEVA ECONOMÍA y por Petra Mateos. El encuentro se pretendió “secreto” al decir de “Diario Crítico” y lo cierto es que tras él, Bono aceptó la propuesta que se le había hecho y, a día de hoy, preside el Congreso de los Diputados.

No hay que ser muy suspicaz, por tanto, para maliciarse que en aquella cena se reunió el Estado Mayor de José Bono y que en ese círculo de intimidad y confianza, Petra Mateos tiene un lugar privilegiado.

Así pues, ha sido mucho el camino que esta mujer ha recorrido desde La Solana hasta el despacho de Marc Rich, hasta el de Miguel Boyer, hasta el de Mario Conde, hasta el de Benedicto Alfaro, hasta el de Luis García Cereceda, hasta los de Manuel de la Concha y Jaime Soto y hasta el de Juan Pedro Hernández Moltó y como no ha terminado de andar y aún guarda sorpresas, merece la pena hacer un recorrido, tan breve como sea posible, por cada uno de esos episodios, sobre todo para tener a mano los datos cuando llegue el momento.

Artículos relacionados con Petra Mateos
La operación Mahou-Calderón IV. Petra Mateos, de Directora General de Marc Rich a la presidencia de Hispasat
Petra Mateos, persona de confianza de Bono, acerca el Caso Malaya hasta las puertas del despacho de José María Barreda