domingo, 22 de junio de 2008

Los cristales oscuros de Estepona

Tengo las manos limpias y los bolsillos de cristal”, decía José Bono en una entrevista publicada por el diario El Mundo el 2 de septiembre de 2006. La ocurrencia, más que una aportación a la lengua castellana, se convirtió en una consigna, además de en una afirmación de principio que excluyó cualquier otra explicación, por ejemplo, acerca de qué hacían las máquinas y empleados de “Paco el Pocero” trabajando en Hípica Toledo; o de por qué la licencia de esas obras se concedió el 27 de febrero de 2004, es decir, un día después de haber sido solicitada; o de por qué se pidió una “licencia de obra menor” cuando lo que se construyó fueron unas gradas destinadas a alojar al público que asistiera a las competiciones o espectáculos hípicos.

El caso es que, José Bono, feliz de la metáfora cristalina, la ha estado repitiendo en cuantas oportunidades ha tenido. Una de esas oportunidades fue el viernes, 18 de mayo de 2007 en Estepona. Participaba en un mitin de su amigo Antonio Barrientos y ahí dijo del Alcalde ahora preso, cosas como estas:

El bienestar de los vecinos vale más que el PSOE. Tú (por Barrientos) No has sido cónsul del Gobierno andaluz en Estepona, sino el representante del municipio en el Gobierno andaluz. Eres rebelde con causa”.

Además, Bono siguió destacando la “honradez, honestidad y los bolsillos de cristal” de Barrientos: “Antonio (dijo) es un valor seguro que honra el carnet del PSOE”; "es un buen alcalde que defiende a quienes menos tienen".

Poco antes, el ex alcalde de la localidad Antonio Caba había terminado su intervención diciendo que “Estepona está como nunca, porque la senda del progreso no se trunca”.

video