domingo, 8 de junio de 2008

Aurelio González Villarejo implicado en el caso Alicante

Sin duda, la vida de varias personas resultaría mucho más muelle si nunca hubieran llegado a conocer a Alejandro Pompa. Puede que Aurelio González Villarejo sea una de esas personas y esto no es una mera apreciación personal, porque el dueño de PROMOCIONES GONZÁLEZ y de DESARROLLOS URBAPLANING S.L., la empresa adjudicataria de los PAUs de Las Montanillas en Carranque, es un hombre al que parecen acumulársele los problemas. Eso es lo que ocurre desde el fiasco de COLONIAL donde, con símil náutico, formó parte de la dotación de presa capitaneada por Luis Portillo, hasta su implicación en un aireado caso de corrupción en Alicante que afecta, entre otros, a su socio Enrique Ortiz, para más señas, Enrique Tomás Francisco Ortiz Selfa, y al alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi.

González Villarejo es socio de Ortiz Selfa en la mercantil VIVIENDAS SOCIALES DEL MEDITERRANEO S.L., con CIF: B53715967. A propósito de los “proyectos” de VIVIENDAS SOCIALES DEL MEDITERRANEO en Alicante, el diario “El País” de 27 de agosto de 2006 irfomaba sobre un dictámen según el cual los cambios introducieos por el Ayuntamiento de Alicante, presidido por Luis Díaz Alperi, “provocaron un importante aumento de las espectativas de negocio de la adjudicataria, la mercantil Viviendas Sociales del Mediterráneo SK, del promotor Erique Ortiz, al incrementar en un 28,60% el coste de la urbanización... La mercantil seleccionada (continúa el dictamen)ha obtenido beneficios suplementarios sin haber concurrido a un procedimiento de pública competencia, lo cual además le permite optar a un negocio añadido de adquisición de suelo, de dudosa legalidad, en la que el propio Ayuntamiento de Alicante fija un valor a precio de repercusión de vivienda protegida incluso para el suelo cuyo destino es la renta libre y, por lo tanto, su valor en el mercado es mucho mayor”.

Por otro lado, el mismo periódico, el 22 de agosto de 2006, había informado del inicio de diligencas por parte de la Fiscalía Anticorrupción de Alicante contra el Alcalde Luis Díaz Alperi y los concejales de su equipo, Sonia Castedo y Luis Concepción, contra un técnico municipal y contra la promotora ORTIZ E HIJOS, por, entre otros, un supuesto delito de tráfico de influencias en la adjudicación de tres aparcamientos subterráneos. Según la Fiscalía, la modificación de las condiciones iniciales del contrato había causado al Ayuntamiento un quebranto económico de, al menos, 2,268.060 €.

Pues bien, en relación con estos asuntos surge, con un protagonismo mayor que el que ya corresponde a un socio del investigado Enrique Ortiz Selfa, el nombre de Aurelio González Villarejo, sin que su conocida amistad con José Bono y Barreda, sea obstáculo para hacer negocios en el ámbito de autoridad del Alcalde Alperi, en este caso del PP.

De todas formas, como el caso es conocido, copio aquí la noticia que, en su momento, apareció en el diario Información.es:


UN ASUNTO POLÉMICO

Los hijos de Alperi ocupan casas hechas por Ortiz y traspasadas tras ser imputado.

La venta de los tres bungalows por Viviendas del Mediterráneo Orvi S.L. se inscribió en el Registro de la Propiedad un día antes de que el empresario declarara ante el juez por el caso de los aparcamientos

MERCEDES GALLEGO. Los tres hijos del alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, ocupan bungalows que hasta hace tres meses eran propiedad de Viviendas del Mediterráneo Orvi S.L., sociedad que en un 50% es del constructor Enrique Oritz, el mayor contratista de obra pública de la ciudad y principal accionista del Hércules.

La mercantil se deshizo de los tres inmuebles sólo 25 días después de que el titular del juzgado de Instrucción número 8 de Alicante comunicara la imputación al empresario y al alcalde, además de a otros dos ediles y a un técnico, por la denuncia que presentó, el pasado 21 de agosto, el fiscal Anticorrupción por un presunto trato de favor al empresario por parte del Ayuntamiento en las mejoras concedidas tras la adjudicación de la construcción y explotación de tres aparcamientos subterráneos.

El proceso penal se encuentra aún en fase de instrucción después de que todos los imputados hayan prestado ya declaración ante el juez. En esta comparecencia, y a preguntas del acusador público, el alcalde negó la existencia de cualquier vinculación entre sus hijos y Enrique Ortiz así como la de ventajas que pudieran estar disfrutando él mismo o sus hijos, afirmación que, según consta en la transcripción de su declaración en el juzgado, apostilló con un «que yo sepa».

También el empresario, al ser preguntando por el fiscal Anticorrupción, aseveró ante su señoría que «no ha permitido nunca que el señor Alperi disfrute de ningún bien propiedad de declarante (por Ortiz) ni a ningún allegado suyo».

Las tres viviendas, ubicadas en una zona residencial de la Playa de San Juan próxima al campo de golf del Pau 4, fueron vendidas el pasado 19 de octubre a Jacobriz S. L., una sociedad con domicilio social en Madrid estrechamente vinculada a Aurelio González Villarejo, socio de Ortiz en la construcción y promoción de este conjunto residencial. La operación de compraventa fue inscrita en el Registro de la Propiedad el pasado 27 de noviembre, justo un día antes de que Enrique Ortiz compareciera ante el magistrado y cuando faltaban 19 para que lo hiciera el alcalde.

La urbanización en la que se encuentran las tres viviendas fue construida y promovida por Viviendas del Mediterráneo Orvi, una sociedad limitada constituida precisamente para este proyecto el 19 de enero de 2000 en la que Enrique Ortiz está con un 50% y Promociones González S.A., cuyo presidente es el también conocido constructor Aurelio González Villarejo, con un 44%.

La terminación de obra nueva del conjunto fue inscrita en el Registro de la Propiedad el 23 de octubre de 2003. Desde esa fecha y hasta el pasado 19 de octubre, es Viviendas del Mediterráneo Orvi S.L. quien consta como propietaria de al menos estos tres bungalows de los más de 80 que conforman el complejo.

En este tiempo, dos de los tres hijos del alcalde han venido ocupando, en diferentes periodos, las viviendas. La tercera tiene la dirección postal en la misma urbanización que sus hermanos sin que se haya hecho constar, a raíz del cambio de titularidad, el que las tres casas se encontraban habitadas, según los datos inscritos en el Registro de la Propiedad donde se especifica expresamente que los inmuebles se venden «libres de arrendamientos».

Una de las hijas de Alperi está empadronada en esta dirección desde el 12 de abril de 2005 aunque el contrato suscrito para el suministro de luz aparece a su nombre desde nueve meses antes. Su hermana, que aún figura en el padrón en la vivienda que ocupaban sus padres en el centro de la ciudad, no formaliza su relación con Iberdrola hasta noviembre del año pasado, dos semanas después de producirse el cambio de propiedad, pero existe al menos una factura de la compañía eléctrica de diciembre de 2005 dirigida a su nombre en esa dirección en la que figura como titular del contrato Viviendas del Mediterráneo Orvi S.L., aunque por un importe tan bajo que induce a aventurar una ocupación no habitual del bungalow.

En el caso de la vivienda que ocupa el hijo del alcalde, empadronado en esta dirección desde el 14 de mayo de 2005, el contrato suscrito entre Viviendas del Mediterráneo e Iberdrola en noviembre de 2003 continuaba el pasado diciembre a nombre de la compañía eléctrica.

También en el padrón del IBI de este año Viviendas del Mediterráneo aparece en calidad de contribuyente en el caso de los tres bungalows.

La venta de las tres viviendas ocupadas por los hijos de Alperi no ha roto, sin embargo, el vínculo de los inmuebles con Ortiz. Como compradora de las casas aparece Jacobriz S.L., una sociedad constituida el 4 de julio del año pasado en Cuenca, base de operaciones del empresario y socio de Ortiz Aurelio González, y que el 30 de octubre de 2006, once días después de la compraventa, trasladó su sede social a Madrid, precisamente a la misma dirección donde tiene el domicilio Promociones González S.A. y otras cuantas empresas más de González Villarejo.

Como propietario de la misma aparece Marino Saiz Briz y como administrador Julián Zamora Saiz, quien también es consejero delegado de Energías Renovables AG S.A de la que Promociones González S.A es la propietaria y Aurelio González Villarejo el presidente, además de compartir también la misma sede social.