viernes, 28 de diciembre de 2007

CUI PRODEST?

Cui prodest scelus, is fecit”. Aquel al que aprovecha el crimen, lo cometió.

El sábado 15 de julio de 2006, “El Mundo” publicaba un artículo que comenzaba así: “El Gobierno socialista de Castilla-La Mancha ha permitido que el multimillonario promotor Francisco Hernando, conocido como Paco el Pocero, construya una nueva ciudad en el municipio de Seseña sin obligación de que ninguna vivienda sea de protección oficial

Así consta en la denuncia presentada por Izquierda Unida ante la Fiscalía Anticorrupción de Toledo, a la cual, por cierto, se le acaba el plazo para investigar el caso Seseña sin, ni siquiera, haber llamado a declarar al tal Francisco Hernando.

A lo dicho en la denuncia de I.U. replicó el Consejero de Vivienda Alejandro Gil que la actuación de la Junta había sido “irreprochable” en todo lo concerniente al asunto de Seseña, tan irreprochable y con tanta sujeción rigurosa a la ley como lo han sido las tramitaciones, por ejemplo, del PAU del campo de golf de Carranque o del PAU de la vía férrea de Illescas, el cual deja las catorce mil viviendas del Pocero en una minucia.

Las prueba de la actuación irreprochable de la Junta, según el consejero Gil, radica en el hecho indiscutible de que la reserva del 50% de las nuevas edificaciones para vivienda de protección oficial, sólo es aplicable a municipios de más de 10.000 habitantes. Seseña, censados, no tenía, en ese momento, más de 9.200.

Esto es cierto, si por cierta y autorizada se entiende una determinada interpretación de la ley pero el Consejero Gil olvidaba, en tan estricta aplicación de la LOTAU, la ley del suelo de Castilla-La Mancha. En primer lugar que la propia Ley excepciona ese límite de 10.000 habitantes, cuando se trate de supuestos de “conurbanización”. Este neologismo de sin par esnobismo tecnocrático, hace referencia al supuesto de “varias ciudades que se integran” lo que cuadra mucho teniendo en cuenta que el “Residencial Francisco Hernando” se construye a 4 kilómetros de Seseña y con servicios propios.

Sin embargo, tampoco se puede acusar a Gil de hacer una interpretación torcida de la ley porque con una previsión muy oportuna, el Gobierno de Castilla-La Mancha introdujo en el texto refundido de la LOTAU de 28 de diciembre de 2004 una Disposición Transitoria que eximía a los proyectos que para entonces tuvieran una “aprobación inicial” (justo el caso de Residencial Francisco Hernando) Que no definitiva, de la obligación de reservar el 50% de la construcción para viviendas de protección oficial.

El resultado práctico de esta Disposición Transitoria es que ONDE 2000, la empresa de “Paco el Pocero” se ahorraba 700 millones de Euros, 116.470.200.000 de pesetas.

Cui prodest? A Francisco Hernando sin la menor duda, pero con 700 millones de Euros, hay para beneficiar a muchas personas y para ser generoso con muchos amigos. Por ejemplo, aún está por explicar qué hacían las máquinas de ONDE 2000 trabajando en el picadero del que José Bono es socio aunque, sin duda, las investigaciones del fiscal Polo, tan presto en cerrar el asunto PEYBER-CARRANQUE, darán cumplida razón de este hecho y de otros.

video

Las máquinas de "El Pocero" trabajando en la finca de Bono.

Es de señalar que el principal problema de “Residencial Francisco Hernando” no es el Alcalde de I.U. Manuel Fuentes, sino el suministro de agua, suministro que es competencia de la Mancomunidad de Municipios de la Sagra Alta, que continúa estando presidida por Alejandro Pompa.

Es lógico que a Pompa se le hagan los dedos huéspedes y no sólo por los asuntos que tiene pendientes en los tribunales (y los que tendrá) Sino porque empieza a haber demasiada gente reclamándole agua, demasiada gente y demasiado césped en el campo de golf.

Por cierto, me ha llegado un "soplo" interesante. Bono no tiene la menor intención de volver a Madrid si no es como Presidente del Gobierno. Esto supondría la repetición de la cuchillada que propinó durante las elecciones municipales a su propio partido. Dentro de poco, sabremos si mi informante es de los buenos.