martes, 20 de noviembre de 2007

Algunas curiosidades de la corrupción en Madrid

Algunos de los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid implicados en la 'operación Guateque' a los que se investiga por la concesión de licencias a cambio de comisiones, son propietarios de viviendas protegidas (VPO), según se desprende del Registro de la Propiedad que ha sido consultado por la Cadena SER. El juez Torres está investigando el patrimonio de estos funcionarios

Llama la atención especialmente el patrimonio de dos de estos funcionarios. Joaquín Fernández Castro, jefe del Departamento de Evaluación Ambiental del Ayuntamiento de Madrid tiene tres viviendas. Un Chalet en Villanueva de la Cañada, un piso en Majadahonda, ambos municipios en la provincia de Madrid, y una tercera vivienda en Chiclana, Cádiz, de 113 m2, además de fincas rústicas en Torrejón de Ardoz que suman más de 17.000 metros cuadrados.

El inmueble de Majadahonda, una de las localidades más caras de Madrid, tiene 205 m2 más plaza de garaje. Fernández de Castro lo adquirió a finales de 2006 y sobre él pesa una hipoteca de 528.000 euros, 90 millones de las antiguas pesetas. Según el Registro de la Propiedad, esta vivienda está clasificada como VPO.

Otro funcionario agraciado por las viviendas de protección oficial ha sido Fernando Ruiz Torrejón que trabaja en Gerencia de Urbanismo. Su mujer, con quien está casado en régimen de gananciales, cuenta con una VPO de 106 m2 más plaza de garaje en el Pinar de Chamartín. A ese inmueble hay que sumar un chalet en Benicassim de 341 m2 sobre una parcela de casi 400 m2 y que el matrimonio adquirió en 2005. Sobre esta vivienda no pesa ninguna hipoteca, según el Registro de la Propiedad. Ruiz Torrejón tiene otra vivienda en Madrid: un piso de 71 m2.

No hay dos sin tres. Adrián Luengo, también funcionario de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid cuenta con una vivienda de Protección Oficial en la capital de 77 m2.