lunes, 23 de abril de 2007

Sepan cuántos esta carta de fe vieren, como yo, Tofiño Pérez, no soy ladrón, ni lo fuera si pudiere como es que lo puedo y mucho


“Sepan cuántos esta carta de fe vieren, como yo, Tofiño, no Arrogante, sino Pérez, vecino del lugar de Illescas, jurisdicción desta ciudad de Toledo, otorgo y conozco que doy y otorgo mi testimonio cumplido, bastante, según que lo sé y de derecho se requiere y más puede y debe valer, de que no soy ladrón, ni lo fuera si pudiere como es que lo puedo y mucho.
En firmeza de lo cual, otorgué esta carta ante el escribano público y testigos de yuso escritos, que fue fecha y otorgada en el dicho lugar de Illescas, veinte y uno días del mes de marzo de dos mil y siete años.
Y el dicho otorgante lo firmó de su nombre, al cual yo el presente escribano doy fe que conozco”.
Así de solemne o quizás más podía haber sido el certificado con el que Tofiño, no sólo pretende que quede probada su inocencia y excluida su responsabilidad por cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos y otros delitos varios del catálogo de los que pueden cometer los alcaldes y gente con mando en plaza, sino fundamentar su anunciada —y de la que no se tienen noticias— Acción por injurias y calumnias contra José Esteban Chozas y contra Sonsoles Arnau, ambos de Izquierda Unida de Toledo; y por tan solemne o más que hubiera sido, no por ello tendría más valor ni sería menos inútil
El caso es que, durante el Pleno del Ayuntamiento de Illescas de 28 de marzo del corriente, José Manuel Tofiño Pérez dijo: “Yo te puedo demostrar, y de hecho hay una (palabra ininteligible) Palpable y es que cuatro certificados de este Ayuntamiento, firmados por el señor secretario, han sido enviados al juzgado de Toledo para demostrar que, ni José Manuel Tofiño Pérez, ni José Manuel Tofiño Arrogante, han tenido nunca nada que ver, por ahora, desde el año 95, que yo soy Alcalde, con ninguna empresa de ningún tipo, ni urbanística, ni de ningún otro tipo… Que te quede claro (voces: Peyber, Peyber…)”.
Como ese Pleno fue grabado y como constan que estas palabras fueron las literales de Tofiño, no faltamos a la verdad ni la ofendemos, sino que la honramos, al decir que este hombre parece, al menos en esta materia, un fementido muy desenvuelto.
En su día ya demostramos, con documentos públicos, que Tofiño Arrogante sí que tenía “algo que ver” con una empresa “urbanística” y con un grupo empresarial inmobiliario, es decir, con SISTEMAS ARQUITECTÓNICOS Y URBANÍSTICOS S.L. y con el Grupo PEYBER. No hace falta darle más vueltas a eso.
Sin embargo, rodando por diversos vericuetos, ha venido a caer en manos de NOTITIA CRIMINIS el texto de esos certificados a los que se refería Tofiño y que, en realidad, no parecen cuatro, sino uno con cuatro puntos.
Ahí, lo que el Secretario del Ayuntamiento de Illescas Francisco Campos Colina“certifica” a petición de Tofiño, es que SISTEMAS ARQUITECTÓNICOS etc., “no ha sido adjudicataria de ningún procedimiento de contratación promovido por el Ayuntamiento de Illescas”. También que “PEYBER HISPÁNICA S.L. no ha sido adjudicataria de ningún procedimiento de contratación promovido por el Ayuntamiento de Illescas”. Que, en relación con el Convenio Urbanístico de Soterramiento de la Vía Férrea “la mercantil SISTEMAS ARQUITECTÓNICOS etc., no ha participado ni suscrito el convenio de referencia”. Por fin que, en relación con el citado Convenio “la mercantil PEYBER HISPÁNICA S.L no ha participado ni suscrito el convenio de referencia”.
En definitiva, que el “escribano público” de Illescas certifica lo que a nadie interesa que certifique, ni siquiera a Tofiño, porque lo que él dijo en el Pleno del 28 de marzo fue que el Tal Secretario había dado fe de que ni su señora esposa, ni su señora o señorita hija, ni su señor hijo, habían tenido “nunca nada que ver, por ahora, desde el año 95, que yo soy Alcalde, con ninguna empresa de ningún tipo, ni urbanística, ni de ningún otro tipo” y eso el Secretario Interventor de Illescas, ni puede certificarlo porque es mentira, ni tampoco lo puede certificar porque no es competencia de ningún Secretario de Ayuntamiento dar fe de a qué se dedica o no se dedica el hijo del Alcalde.
Mejor hubiera sido, para la causa de la salud pública, que el Secretario Camposhubiera tenido la diligencia de advertir que, si bien es cierto que PEYBER u otra sociedad de la nutrida lista de “marcas” que forman el Grupo PEYBER, no ha sido adjudicataria de ningún procedimiento de contratación promovido por el Ayuntamiento de Illescas, ni ha firmado el Convenio de la vía férrea, sí que ha resultado adjudicataria de un procedimiento de contratación promovido por la Diputación Provincial de Toledo, de la que es Presidente Tofiño Pérez, padre de Tofiño Arrogante, Administrador mancomunado de SISTEMAS etc. y socio del Grupo PEYBER y que ese “procedimiento de contratación” ha supuesto unos 27 millones de Euros, bien corridos, para CONCESIONARIA BERVIA S.A., que sí es una mercantil participada al 50% por PEYBER y que se ha quedado con la reparación y mantenimiento de las carreteras de la Zona 2 de la provincia de Toledo.
También hubiera sido de agradecer, en pro de la causa pública, que el Secretario Campos hubiera recordado que el yacimiento arqueológico, el enterramiento visigodo descubierto en Illescas, en las proximidades del Arroyo de Boadilla, en un terreno que están urbanizando CARVIER S.A. —la empresa del amigo Carlos Durán— y PEYBER, ha sido destruido —aún no se sabe en qué grado o si total o parcialmente— Por esas empresas, una de las cuales, PEYBER, es parte del grupo inmobiliario en el que está incluida la mercantil —SISTEMAS etc.— Que los Peinado y los Bermejole crearon, según declaró a “La Tribuna de Toledo” el propio Ricardo Díaz Bermejo, al hijo de Tofiño para que empezara a trabajar tras finalizar sus estudios.
En cualquier caso, estas cosas tampoco son competencia del Secretario de un Ayuntamiento. Lo que aquí resulta grotesco, no es lo dicho o lo dejado de decir por el “escribano público”, sino la utilización falaz, que Tofiño hace y el Secretario consiente, de una institución pública para encubrir y enturbiar lo que son claros indicios de criminalidad.
Por otro lado, con esta práctica Tofiño no hace más que volver a demostrar lo juntas y paralelas que andan su vida y la de Pompa —quién, por cierto, no sale de un embrollo, cuando ya está metido en otro— Porque eso mismo fue lo que hizo Pompa cuando a su quejumbrosa carta a los vecinos de Carranque adjuntó una certificación del Secretario Bravo Collantes en la que se incluía el texto mutilado del Acta del Pleno del Ayuntamiento de Carranque de fecha 16 de octubre de 2003, texto que recogía el Convenio de Permuta de solares entre el Ayuntamiento y una de las empresas del funcionario de confianza Ernesto Rodríguez Cubas.
En este caso, con la misma aparente intención de exculpar a su Alcalde, Bravo Collantes no certificaba mentira, sino verdad parcial, igual que el Secretario Campos no certifica lo falso, sino cosas que no son las que están en entredicho y que a nadie interesan porque no son objeto de disputa.
En fin, todos los documentos citados aquí, incluido el texto íntegro del certificado de Tofiño, están disponibles para su descarga en la “Caja de Documentos” de la columna lateral del blog. Basta buscarlos con la barra lateral de la “caja” y pinchar sobre el que interese descargar. Que quien pueda juzgar, juzgue y quien pueda condenar, condene. Desde Notitia Criminis lo que hacemos es denunciar y, además, convenir en que Conan Doyle tenía razón cuando dijo que, frecuentemente, lo grotesco enmascara el crimen.

0 comentarios: